Seguidores

7 jun. 2012

l Obradoiro Artesán de Abegondo



Obradoiro Artesán de Abegondo




Queridos amigos:
Han sido unos días para recordar en el futuro y de los que todos hemos aprendido nuevas cosas que aprovecharemos para mejorar en próximos encuentros sean donde sean.
Solo agradeceros inmensamente el que hayáis contado con mi presencia y alentaros para continuar con este tipo de actividades educativas a la vez que lúdicas.
Quiero añadir y significar que me satisfizo enormemente el haber vuelto a reencontrarme con mis amigos, viejos y queridos amigos en el tiempo. Que eché en falta a alguno que por diversas razones no pudo estar y al que espero encontrar en futuras ocasiones.
Un abrazo para todos.
Paco Redondo.




Declaración de Abegondo-As Mariñas
Declaración de Abegondo-As Mariñas sobre pesca sostenible y conservación de nuestros ríos y humedales
Periodistas, miembros de la Federación de Asociaciones de Prensa de España, escritores especializados, pescadores deportivos y amantes de nuestros ríos y humedales, reunidos hoy, y en las últimas jornadas dedicadas a la pesca sostenible, en el embalse de Beche, Abegondo en la Comarca de As Mariñas (A Coruña), exponemos la siguiente declaración y solicitamos que sea suscrita por administraciones y entidades interesadas, como símbolo y acicate de su compromiso en la imprescindible y cada vez más urgente tarea de cuidar nuestro medio natural y especialmente nuestros ríos y humedales.

El agua es el vehículo de la vida.
El Planeta Tierra debería de llamarse el Planeta Agua, no solo porque la mayor parte de su superficie esta cubierta por agua líquida o hielo, sino sobre todo, porque la vida aquí depende del agua. El agua es la que la hace posible. Los seres humanos dependemos tanto del agua que diversas investigaciones demuestran que la sola contemplación de superficies de agua limpia nos produce bienestar físico y mental y reduce nuestro ritmo cardíaco. Toda el agua que consumimos a diario y de muy diversas maneras, proviene de los ecosistemas por los que circula. Son ellos los que de verdad la gestionan: impiden su evaporación, equilibran su flujo a lo largo de todo el año y la mantienen en un estado saludable. Conservar estos ecosistemas es conservar el agua corriente y todos los usos que de ella hacemos. Al final, es cuidar de nuestra salud y del futuro de nuestros hijos y nietos.

El agua debe de ser de todos, pero también todos debemos cuidarla.
¡No podemos vivir sin agua! El agua debe de continuar siendo un bien público y como tal, su acceso debe de continuar siendo garantizado, pero no hay que darlo por supuesto: se dice que las guerras del futuro serán por el agua. Lamentablemente a menudo los bienes públicos no resultan lo suficientemente valorados. Es labor y responsabilidad de todos: administraciones, empresas, ciudadanas y ciudadanos, hacer un uso sostenible del agua y mantenerla a ella y a su entorno en un estado saludable. Un gesto pequeño de muchos se convierte en un gran gesto.

Conservar nuestros recursos requiere aprendizaje y por tanto, educación.
Sólo cuando el agua escasea somos conscientes de su verdadero valor. La industrialización de nuestro medio, su urbanización y las nuevas dinámicas productivas, han alejado a la sociedad de los procesos naturales, haciéndonos creer que el agua nace del grifo y que su disponibilidad es infinita. Nada más lejos de la realidad. El agua es un bien cada vez más escaso y amenazado, los ecosistemas que la regulan cada vez están más menguados y su mal uso y abuso cada vez más extendido. Educar a los niños para que gestionen adecuadamente el agua en el futuro es imprescindible, pero sería altamente irresponsable esperar al futuro para gestionar adecuadamente nuestros recursos naturales. Todos los sectores involucrados en su uso necesitan ya de propuestas educativas específicas y adecuadas a su realidad. Los pescadores deportivos no son una excepción. Su actividad a menudo de desenvuelve en lugares privilegiados y estratégicos para la salud de los ecosistemas y para la salubridad del ciclo del agua. Educar hoy, eficazmente y a todos, es garantizar la pesca y el agua del mañana.

La investigación resulta más necesaria que nunca.
Aún en tiempo de crisis, debemos de mejorar en el estudio y conocimiento de nuestros ecosistemas, en su biología y las relaciones entre los fascinantes seres que los habitan, en como conservarlos y también en como restaurar los hábitats degradados si resulta necesario. Es preciso una gestión cada vez mas eficaz del recurso agua y esa gestión debe de estar basada en criterios científicos.

No hay pesca sin peces.
Los peces son el capital de la pesca deportiva. El cuidado con el que el pescador trate a los peces y a los ríos y embalses donde habitan, marcará su futura abundancia y calidad. Cada gesto tiene importancia y sirve de ejemplo para los demás: no dañar a la vegetación ribereña, no arrojar basuras ni envoltorios al medio, respetar las normas, o capturar el número establecido o menor de peces, son acciones imprescindibles para asegurar el futuro de la pesca deportiva. Pero además, en cada captura el pescador tiene la opción de soltar de nuevo el ejemplar o guardarlo en su cesto. Esa decisión debe de tomarse con responsabilidad y con visión de futuro. Un pez liberado después de haberse manipulado con el protocolo adecuado, es garantía de una futura pesca deportiva de calidad.

La pesca, motor de desarrollo
.
Además de una actividad de ocio y que fomenta el contacto de las personas con el medio natural, es necesario reconocer que la pesca deportiva puede llegar a ser una importante fuente de ingresos para las zonas donde se desenvuelve. Por tanto, una adecuada gestión de este recurso, bien desde el punto de vista deportivo, bien desde el punto de vista turístico, puede contribuir al desarrollo socio-económico estos lugares. La pesca es sinónimo de calidad de vida y un dinamizador social.
Por todo ello, reunidos los aquí presentes y en nombre de un amplio número de profesionales de la pesca sostenible que han pasado estos días por el embalse de Beche, Abegondo: instamos a administraciones públicas, asociaciones, empresas, pescadores y ciudadanos individuales, a que suscriban esta Declaración de Abegondo – As Mariñas sobre pesca sostenible y conservación de nuestros ríos y humedales y emprendan cuanto antes las acciones necesarias para que se cumplan sus fines.
Beche, Abegondo, a 2 de Junio del 2012.

No hay comentarios: