Seguidores

28 ene. 2009

DESASTRE EN EL XUVIA

DESASTRES ¿NATURALES?

Luego del fin de semana que hemos pasado, me asaltan una serie de sentimientos contradictorios.




Por una parte, es claro que como conservacionistas bien entendidos no podemos quejarnos del que nos depara Gaia.






Por otra, no podemos por menos que lamentar, las pérdidas humanas que acarreó este temporal.







En otra orden de cosas y ya metidos en harina, tenemos que analizar lo sucedido en rios como el Xuvia.






Con una evaluación somera de daños lo sucedido en el coto de pesca de Xuvia es lo siguiente:








· A lo largo de unos 820 m, entre la Volta de la Pena y la desembocadura del Regato de Prados la destrucción de la vegetación de ribera (en gran parte por obra de la caida de piezas de madera de los eucaliptales colindantes) es casi total en la margen izquierda, y existen grandes daños en la margen derecha. Los árboles caidos colapsan el cauce y comienzan a constituirse en pequeñas presas que a su vez incrementan la erosión sobre de los tocones de las ya caidas.









· En otros 940 m, que se corresponden que los tramos que van desde Fonte do Galo (aguas arriba de la presa de la antigua piscifactoría) hasta la Volta de la Pena y desde la desembocadura del Prados hasta la Presa do Rey, los daños son importantes, entendiendo como tal que existe un árbol de ribera dañado cada 20 m, aunque que el porcentaje de arbolado caido sobre el cauce es mucho menor.



Desde esta sociedad siempre hemos defendido que el río, como paisaje cultural que es (guste a quien guste), siempre tuvo un mantenimiento tradicional que se extendía a lo largo del año. Cada propietario cuidaba de su margen, cortando las zarzas, aplomando los árboles, cortando los secos y talando también los de gran tamaño (en el final de la su vida vegetativa), sobre todo los vencidos sobre el río.



Este sistema cultual no le gustó a nuestros técnicos medioambientales, especialmente a los de Augas de Galicia, y durante un par de décadas se empeñaron en desterrarlo la base de sanciones y amenazas veladas a los propietarios.



Y las consecuencias, agravadas por la sustitución de la vegetación de ribera colindante por monocultivos de eucalipto, ya están aquí. Y precisamente los daños se producen donde menos presión habría que aplicar sobre la biomasa del borde del cauce, porque esta zona es totalmente un médio léntico (es el inicio de las aguas paradas de la Presa del Rey) y la pérdida de la cobertera vegetal puede suponer un aumento no asumible de las temperaturas en la época estival



En el caso del Xuvia los daños son claros, a pesar de estamos en fase inicial de evaluación de los mismos.



Por lo visto en otras partes del coto parecen de menor entidad y no superan a los de un temporal común, pero espero que esta leción de la naturaleza nos haga reflexionar.



Esperando que en el resto de Galicia los daños hayan sido menores de los que nos tocó vivir a nosotros y que este artículo haga reflexionar a muchos sobre la encrucijada sin camino a la que estamos conduciendo a nuestros ríos por despreciar el saber tradicional de nuestros antepasados.



Animo desde estas líneas al resto de responsables de sociedades a que compartan con nosotros la evaluación de daños que tuvieron lugar en sus cauces cercanos para hacernos una idea de que magnitud alcanzó este tema en toda Galicia.



Por otra parte esperamos que los trabajos de acondicionamiento y retirada de vegetación caida en el cauce que está llevando a cabo la compañía Tragsa en las fechas precedentes, sean dotados de maquinaria adecuada y del personal necesario para terminar los mismos en un período de tiempo lo mas corto posible, no suspendiendo los mismos en ningún caso o dejando el desastre tal y como está, por no ser abordable que los medios actuales.



Perdonad por la calidad de las fotos pero el día de ayer tenía una luz desatrosa para la fotografía.

eloisaavedra@iceacsa.es




No hay comentarios: