Seguidores

3 mar. 2013



¡Sois maravillosos!...Salamanca y Los Mosqueros del Tormes se lo merecen…


Este pasado sábado, día 2 de Marzo en Fresno-Alhándiga 

Jornada de limpieza en el EDS del Tormes

Cuarenta amantes del río y la naturaleza limpiaron los que “los demás ensucian y tiran” 

Se analizaron las aguas del Tormes, se extrajeron “bichitos” para su estudio y…

En paz, amistad y armonía se compartió un excelente cocido de Ca Virgilio y las “Perronillas” de Fresno-Alhándiga 

No faltó la partida de mus, que ganaron, Javier y Riki
---------------------------------------------------------------
Texto y fotos: Eduardo García Carmona
--------------------------------------------------------------- 

Ha merecido la pena meterse un madrugón de tres pares de narices, poco más de 800 kilómetros, ida y vuelta, y pasar el día entre temperaturas de -4º, a -2º, 0º, con niebla y telas de araña congeladas, hasta llegar a un día espléndido, con sol brillante, a partir del mediodía.

Han sido unas horas muy agradables, donde quien suscribe ha tenido la oportunidad de conocer a gentes de la pesca maravillosa, llegada desde diversas zonas. Los más, los Mosqueros del Tormes que eran los anfitriones pero, desde Asturias, León, Zamora, Ávila y Valladolid llegaron los intrépidos pescadores/as metidos en la “danza” de la limpieza para el río Tormes y su EDS no parezca una cochambre cuando comience la temporada de pesca el próximo día 17 de Marzo.

La verdad es que este año, según me han comentado, no se ha recogida tanta porquería como en ediciones anteriores pero, los domingueros y los desaprensivos con la naturaleza continúan haciendo de las suyas, tirando todo lo que MATA EL MEDIO NATURAL, sin darse cuenta del daño que hacen. En fin.

DÍA MUY FRIO Y PLENO DE CALOR HUMANO

La jornada ha sido heladora con temperaturas entre los -4º y los 12º y una niebla que parecía que no se levantaría en los alrededores de Fres-Alhándiga, localidad que nos acogió con sus mantecados, bizcochos y “perronillas”, una especialidad que por desconocida por mí, no dejó de sorprenderme gratamente.

Según llegaban los coches a la zona de la “quedada de limpieza”, en el puente del Coto de Tormes, ni la niebla, ni el frío iban a continuar siendo los protagonistas de la jornada, todo lo contrario, la ilusión y las ganas de trabajar por el río que irradian estos “Mosqueros del Tormes” se convirtió en protagonista de la jornada y hasta los más pequeños quisieron ayudar junto a sus padres.

Pronto se comenzó con la entrega de bolsas para recoger la basura, guantes y palos con pincho para recoger los plásticos y cartones.

El presidente del Club, Paco Redondo, junto con su vicepresidente, Javier, y su secretario, Antonio, comenzaron a dar instrucciones para que la jornada comenzase a dar frutos.

Pronto se recogieron los primeros restos en forma de botellas de plástico. Después llegarían cosas mayores y algunas sorprendentes, como una parrilla, piezas de coches, cables…y hasta una televisión.

Según pasaba las horas, la niebla se levantaba y de estar en la penumbra blanca matutina, pasamos  un día claro donde el río Tormes nos mostraba sus encantos que, para los pescadores, se convirtió en admiración cuando el primero gritó…¡una cebada!

Si, si…una cebada, y después otra y otra.

La limpieza se paralizó por momentos y los ojos no podían abarcar tanto como nuestro cerebro quería abarcar en aquella zona del río. ¡Una gozada!

ANÁLISIS DER LAS AGUAS Y RECOGIDA DE MUESTRAS

Ya de vuelta a la zona del puente del coto de Tormes, los voluntarios que participaron en la jornada de limpieza organizada a nivel nacional por UNIPESCA y en Salamanca por los Mosqueros del Tormes, portaban a hombros, o como podía, todo lo recogido a orillas del río.

Por el camino iban quedando sueltos en el aire de la mañana los comentarios de pescas, con historias que ponían “los dietes largos” a más de uno y con sensaciones maravillosas de amistad y armonía, con gentes maravillosas que coinciden en gustos y ganas de ayudar a esta naturaleza que otros están enfermando.

Tras depositar todo lo retirado de las orillas del río junto al cartel de la Junta señalizador de los cotos del Tormes, y la foto de rigor, comenzó la recogida de muestras de las aguas.

El valiente en ponerse el vadeador fue Javier de Cabo. Pronto los presentes pudieron comprobar cómo la mano y el brazo que éste había sumergido en el agua se “quedaban tiesos”. El agua estaba a 6º, según e termómetro, pero la sensación era de menos pues el agua “cortaba”.

Javier, levantó piedras y removió algas, ayudado por Paco Redondo pero, los bichitos salían con cuenta gotas. Unas ninfas de tricóptero del Tormes, una de efémera y una pequeña sanguijuela fue lo más que se pudo mostrar. Fotos van y vienen y después todos para “Ca Virgilio” que había que comer. 

EL COCIDO, PARTIDA DE MUS, MONTAJE DE MOSCAS Y…

Era el momento de dar buena cuenta a nuestros estómagos del desgaste habido en la jornada de limpieza.

Primeros las cervecitas y el vino, con ricas tapas, unos libros de DÓNDE Y CÓMO PESCAR EN LEÓN, que firmó el propio autor ¿? (jajaja), y a sentarse a la mesa del Restaurante de Fresno-Alhándiga, más conocido por “Ca Virgilio” por lo Mosqueros del Tormes, a cuyo patrón conocen desde hace más de 20 años de sus jornadas de pesca en la zona.

El cocido fue maravilloso y, a mí me recordó a los que preparaba mi abuela Clemencia en el pueblo. ¡Riquísimo!

Después llegó el reto con una extraordinaria partida de mus que ganaron, no sin dificultad, Riki y Javier, quedándoles cara de asombro a quien escribe y su compañero, José Luis. La partida fue reñida pero finalizar con un órdago de Javier, a un envite de José Luis que tenía dúplex de reyes-ases, animado por Eduardo que tenía la misma jornada, hizo que las sonrisas de los dos compañeros se mostrase seria, una vez que Javier de Cabo moStrase la suya: DÚPLEX DE REYES CABALLOS…¡qué exagerado!

Y mientras tanto, en el bar se oían las voces de los seguidores del Real Madrid que acababa de marcar el primer gol al Barcelona. Después, desilusión tas el empate de los catalanes y…jolgorio tras el gol de Ramos, que a los postres, significó la victoria blanca, no sin la polémica final de un penalti no señalado por el colegiado cuando el partido finalizaba.

Vamos, hubo de todo y más, porque aún restaba la jornada de montaje de moscas a cargo de Paco Redondo y José María Lorenzo.

Después, algunos a comprar “perronillas” y otros dulces para culminar la jornada con abrazos y la esperanza de continuar muchos años viéndonos y disfrutar de aquella amistad nacida a orillas del río, por otros cultivada en otras ocasiones, y que perdure por muchos más.








Queridos “Mosqueros del Tormes” y amigos: Paco Redondo, Javier, Antonio, César, Tasio, Riki, J. Nieto, Chuchi “sin muerte”, Jorge y Mar, Jose Seter y Candi, Chema Lorenzo, Nazario (Naza), David Hernández, José Hernando, Miguel Sánchez, Óscar Osro, Jesús de Toro (amigo de J. Nieto), Javier, Juan Finger, Leandro, Feli, José Luis Méndez y de manera especial a, Vicente Vega, Maria Ángeles y sus dos “enanos”, Marcos y Candela, por haberme acompañado en esta jornada que jamás olvidaré y haberme mostrado vuestra amistad y hospitalidad y que la temporada de pesca que está a punto de comenzar os traiga cosas buenas.

Os merecéis todo por vuestro tesón y ganas de colaborar con el río la naturaleza y esta temporada y siempre 
os la premiará, seguro.

------------------------------------------------------------------------------------------------------

2 comentarios:

pacopescador dijo...

Un verdadero placer haberos tenido con nosotros y algunos habiendo llegado desde muchos, muchos kilómetros. Gracias por haber participado de este día que más que un día de labores de limpieza es un ejemplo de concienciación para muchos y jornada de buena amistad para otros.
Esperemos que el eco de este día sirva para mejorar las orillas de nuestros ríos y que lo continuemos disfrutando con más y mayor placer cada día.

Un fuerte abrazo a todos los que participasteis por mi parte personal y agradecimiento de nuestro Club.

David Romanillos dijo...

Como tantas otras que haceis, buena iniciativa. Enhorabuena por vuestro trabajo.
Saludos

(Recuerdos a Javier de Cabo)