Seguidores

3 may. 2010

De grandes truchas y... setas

Esto no es la Patagonia, ni tampoco hay que salir al estranjero. Esto es España y en algunos lugares se pueden capturar aún ejemplares como estos, eso sí, hay que devolverlos a su medio despues de la foto para el recuerdo y así conseguiremos ayudar a la especie y también podremos volver a verlos algún año más.

Cuatro buenos amigos, tras el brindis de la amistad, se disponen a comenzar la jornada de pesca, sin aún saber lo que les depararía el día.










Humberto, Tasio, Cesáreo y Paco.
El río fuera de su habitual cauce y por la alameda... mal pinta la jornada, no se podrá vadear...
Lo intentamos dos a dos, y aquí es cuando te das cuenta de lo importante que es el apoyo de una mano amiga para superar estos obstáculos de fuerte e intenso caudal.
Algunos nos atrevimos con tan solo nuestro bastón y muchísima precaución, la corriente era muy fuerte y podía desequilibrarte sufriendo un importante percance.
Pese a la inactividad, logramos algunos ejemplares como estos de pequeño tamaño, lo que nos alegra y nos da esperanzas, pues es síntoma de que el río aún está vivo...
 y es posible que su recuperación esté comenzando o quizá sea esta nuestra ilusión y lo veamos con buena cara... aún tenemos esa esperanza.










Comenzada ya la actividad, las cebas se iban produciendo aquí y allá saliendo las primeras capturas importantes, y digo importantes, no solo por el tamaño que tenían, si no, por la cara de satisfacción de sus captores.

Y... así queda demostrado en las siguientes imágenes...

No, no son la misma trucha, ni tampoco la expresión de su cara a medida que aumentaba su satisfacción...
 y la de los demás... según iban consiguiendo más y buenas piezas que eran devueltas al agua  tras la sesión corta de un par de fotos rápidas para no estresar en demasía a tan bello animal.

... bueno, a tan bellos y fabulosos animales sería más lógico insinuar...

Otra preciosidad más...

Estoy convencido de que volveré a verte... al agua... y continúa reproduciéndote y viviendo.


























Y... después de la jornada de pesca, nos preparamos nuestra propia cena... donde parte de la misma y gracias a las últimas aguas y buenas temperaturas, recogimos del mismo campo.

 Con este magnífico resultado, Leucopaxillus Lepistoides.
Un gran opción para acompañar unos buenos chuletones... hoy la jornada... salió redonda.



.-

4 comentarios:

Revuki dijo...

Excelente jornada y preciosas libreas.
La cara de Humberto lo dice todo ;-)
Un abrazo.

Lasmoscasdepaco dijo...

Ya me comento el amigo Humberto que os lo pasasteis estupendamente.
Felicidades

Eleuterio Madrid Gomez dijo...

Hola Paco preciosas las capturas, tanto las peques como las enormes, tubo que ser una gozada, me alegro que lo pasarais bien, las fotos serán la envidia de todos los pescadores.
Un saludo y os deseo muchas jornadas como esta, Lute.

pacopescador dijo...

Gracias amigos por vuestros comentarios, y ya sabéis, ahí continúan para los que queráis acercaros e intentar una de estas excepcionales capturas.
Saludos.