Seguidores

21 nov. 2007

Mis primeras "Moscas"

Mis primeras "moscas".

Por supuesto mis primeras moscas fueron compradas. Como la mayoría de los mosqueros de aquella época, hubo un tiempo en que no teníamos ni idea de lo que era una mosca para la pesca. Secas, ninfas, emergentes, dípteros, eclosiones…eran vocablos que no tenían ningún sentido ni valor ”piscatorio” que supiéramos comprender. Dándonos cuenta de nuestra ignorancia, (los pluralismos se comprenden si entendemos que éramos mi hermano Tasio y yo, los implicados en esforzarnos por entender tan novedosa modalidad) decidimos comprar algunas imitaciones de lo que nos pareció lo más oportuno en aquellos momentos.
En mi recuerdo está una imitación de” rhodani” de color oliva, montada en un anzuelo pequeño (quizá un dieciocho) con hackle gris en parachute. Capturé varios peces con ella antes de perderla. Después conseguí imitarla durante algún tiempo, no se si con mejores o peores resultados, pero lo que si recuerdo muy bien, eran aquella enormes plumas que poníamos como hackles, que tantas y tantas veces nos rechazaban las truchas. Por aquel entonces había cantidad de ellas allí donde solíamos pescar en el río Tormes.
Éste río, el Tormes. Ha sido mi escuela por excelencia. Desde su entrada en la provincia de Salamanca, allá por el pueblo de Puente de Congosto, hasta las inmediaciones de Huerta muchos km. más abajo, donde de vez en cuando nos daba alguna alegría una trucha que se dignaba tomar nuestras toscas imitaciones. Lo que ha cambiado mi técnica desde entonces, también lo han hecho mis formas, actitudes, y modos obteniendo así mejores resultados. Pero lo que no ha cambiado son mis ganas de seguir aprendiendo. Ejercitando todo lo que pueda y en cuantas más ocasiones mejor. Esta modalidad, que tiene algo tan especial que lleva a todo el que la prueba a intentar practicarla, cambiando así toda su visión hacia un nuevo perfil en su forma de pescar. De ahí, que a mis primeras moscas, le hayan seguido tantas otras con la misma ilusión con la que hice aquellas. Aún sigo mejorando mis montajes. A los antiguos, (que aún pescan) complementándolos con nuevos materiales. Con innovaciones que encontramos en tiendas especializadas, o incluso en las de baratillo donde podemos encontrar componentes muy interesantes y de fácil aplicación para nuevos modelos. Después de tantos años, llegas ha tener en tu casa una pequeña tienda, con tantos y tan variados componentes acumulados de los que siempre estas necesitado, a la vez que, incrementado con alguno diferente. Hubo un tiempo, en que comprábamos muchos de los materiales importados del extranjero, (como Francia o Estados Unidos) para la confección de nuestras imitaciones y, con el afán de poseer cada vez más y más diversos materiales, con los que poder construir más y mejores moscas para engañar a unos cada vez más reacios peces. Después con el paso de los años, con la inestimable colaboración de mi hermano Tasio, y de mi amigo Cesáreo,
junto a todas las personas que vas conociendo, con las que tienes un intercambio de ideas…continúa una rueda de la cual, es imposible salir. Así,con todo esto y con los medios de que dispongo a mi alcance, he logrado llevar a cabo muchos de mis trabajos cumplidos y muchas y nuevas imitaciones. Sin ello no habría podido realizar mis compromisos personales, esforzándome para mejorar mi técnica de la cual sigo disfrutando e innovando, para que todo aquel mosquero que confié en ella, se deleite con los resultados, y pueda mejorarlos con aportaciones de sus propias experiencias. Éste, es el perfil de la pesca con mosca, o al menos, así la veo yo “.Compartir con simpleza para mejorar sin presunción” Éste sería un buen "eslogan" para un buen mosquero.Alguna de las nuevas posibilidades.
Con mucha más experiencia.

No hay comentarios: