Seguidores

29 sept. 2010

Una jornada especial de ciprínidos a mosca.

Primer certamen de pesca de ciprínidos a mosca.
Organizado por el Club Salmantino  "Mosqueros del Tormes"
  

De nuevo los clubes hermanos Mosqueros del Tormes, de Salamanca y Valle Iruelas, de Ávila, se unieron en una jornada que organizada por el club salmantino de pesca a mosca, gozó de la asistencia, apoyo, representación y participación de más de una veintena de miembros de los dos clubes.






Los niños, aunque fuesen minoría, se deleitaron y gozaron de la mayor atención en todos los aspectos por parte de todos los participantes,










al ser este un encuentro no competitivo, la armonía y el beneplácito en todo tipo de actuaciones junto a la amistad, brilló en todo momento, cumpliendo así una de las premisas que definen el motivo por el que se la ha constituido éste Club y que sin duda, seguirá ofreciendo en futuras iniciativas con el mismo carácter altruista que ha exhibido hasta el momento.







La jornada comenzó con el encuentro de todos los participantes a las ocho y media de la mañana en el bar de Fresno, donde después de los consabidos cafés y chupitos (los no conductores y los niños se abstuvieron a estos últimos)








se dio la señal de partida de los grupos guiados y allí organizados, hacia los destinos de pesca escogidos en el embalse de Santa Teresa en el municipio de Montejo.










La llegada a las cercanías de las aguas, denotaba la dificultad que el día ofrecería en esos primeros momentos, las olas en las orillas eran enormes y embarraban las mismas produciendo la escasez e insuficiencia de visibilidad.

 El inconveniente de pescar en estas condiciones radica, en que la pesca con mosca en estos escenarios, suele ser una pesca a pez visto, tanto en la cercanía de los fondos como en la superficie, las moscas utilizadas son principalmente ninfas e imitaciones de insectos terrestres como escarabajos y hormigas.




 La técnica a seguir en el caso de pescar con ninfa, es aproximarse con precaución a la orilla sin ser detectado ni visto por el pez, el que huirá inmediatamente de percatarse que lo están acechando.










Ejecutaremos el lance de nuestra imitación de ninfa al pez que hemos visto muy próximo a su cabeza, e intuiremos el momento en que el pez se deslaza para tomarla efectuando la calvada.


 La pesca en superficie -con imitaciones flotantes confeccionadas en foam y otros materiales-, es bien parecida en su ejecución, en cuanto a que la aproximación debe ser cautelosa y silenciosa, los ruidos que podamos producir con nuestros pies al caminar moviendo piedras y sacudiendo el suelo,




 producen ondas y señales sonoras que el pez puede muy bien detectar y asociar e indicarle otros hechos ocurridos en los que se han llevado más de una sorpresa o algún percance desafortunado del que haya sido víctima con anterioridad y que pueda traerle un mal recuerdo.







La jornada concluyó con una comida en un lugar habitual de otros encuentros, en el restaurante de Fresno Alhándiga, regentado por Virgilio su dueño,

quien nos reconforta y reanima siempre con los mejores platos caseros,















además de sus reconocidas atenciones hacia nuestro grupo de amigos y donde con su permiso y en sus mesas,











 continuamos nuestra jornada de montajes de las imitaciones con las que hemos pescado durante la jornada y donde la participación en los mismos está abierta a todos los participantes que quieran hacer sus propias demostraciones,


 divulgando así conocimientos y experiencias vividas y por todos compartidas, aprendiendo los unos de los otros en una confraternización sin parangón que esperamos volver a repetir con mucho más interés, medios y participantes.







Hemos demostrado una vez más, que la pasión por la pesca es algo que tiene un gran poder de acercamiento a todas aquella personas que la practican, se pueden alcanzar, o conseguir y conquistar muchos objetivos para bien común cuando la participación en este tipo de eventos es múltiple.


Desde aquí quiero agradecer a todos los que participaron, su honesto comportamiento y su proceder para con el Club.












Agradecer también a aquellos que desde el anonimato, han contribuido a que el evento se llevase a buen término y fuese un éxito rotundo.


Continuaremos haciendo lo posible por mejorar y corregir deslices que sabemos que existen y que en el futuro serán excluidos. Nuestra prioridad son los niños, a los que debemos mucho, y ansiamos en cuanto podamos, que su participación y asistencia a estos eventos no sean gravosa para sus padres ni para el Club.





Eso será pronto, premiando a los que ya han participado con nosotros y han carecido de la precisa atención.














Paco Redondo

Presidente del Club Mosqueros del Tormes.

No hay comentarios: